SEED Science


Cómo lo Hace la Naturaleza
Contaminación del agua: equipos de limpieza alimentados por el sol

Natural tank
Fotografía cortesía de Universidad Cornell (inglés)

Los pantanos alojan diversas plantas, animales y bacterias. Éstos ayudan a limpiar el agua que pasa, dándoles a los pantanos la capacidad natural de filtrar una gran cantidad de contaminantes.

Cómo lo Hace la Naturaleza

Natural tank
Foto © John Todd Ecological Design (inglés)

Para limpiar el agua naturalmente, se coloca una serie de tanques que actuarán como pequeños ecosistemas. Cada tanque contiene plantas, animales y microorganismos que pueden limpiar el agua de contaminantes específicos.
 

Sistema mecánico viviente

Fotografía cortesía de Worrell Water Technologies (inglés)

El zoo de Emmen, Países Bajos, usa un sistema interior de tratamiento de residuos llamado Living Machine® (Máquina Viva) para limpiar 832.790,6 litros (220.000 galones) de agua residual todos los días. El agua se reutiliza, entre otras cosas, en la descarga de agua de los inodoros. Ahora el zoológico usa un 84% menos de agua de lo que empleaba antes de instalar este sistema.

Aunque casi tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas de agua, solamente el 3% es agua dulce. El resto está congelado o es demasiado salado para consumo humano. Esa cantidad relativamente pequeña de agua se mueve continuamente a través del ciclo del agua de la Tierra (para obtener más información, consulta Agua potable del mar). Allí se la prepara para que más de 6 mil millones de personas del planeta puedan volver a usarla. Esta asociación entre seres humanos y naturaleza funciona siempre que no sobrecarguemos el suministro de agua con contaminantes como químicos tóxicos y otros desechos no biodegradables.

Sin embargo, explotamos el agua de manera alarmante y las consecuencias a menudo son trágicas. Varios millones de personas mueren todos los años como consecuencia de enfermedades que se transmiten a través del agua, y una amplia variedad de especies animales se perjudican por el agua contaminada.

La buena noticia es que la naturaleza sabe cómo limpiar el agua. Los pantanos (tierra saturada o cubierta de agua durante una parte del año) son máquinas de limpieza del agua. No sólo retienen el agua como una esponja, lo que ayuda a impedir las inundaciones, sino que también actúan como una especie de filtro natural. Las plantas y las bacterias que viven en los pantanos pueden descomponer o absorber contaminantes dañinos antes de que el agua ingrese a nuestros lagos, ríos y arroyos.

¿Qué podemos aprender de la forma en que la naturaleza limpia el agua? Cada vez más científicos se hacen la misma pregunta.

Cómo limpia el agua la naturaleza

Para saber cómo limpia el agua la naturaleza, el biólogo marino John Todd estudió los pantanos y las marismas cerca de su hogar en Cape Cod, Massachusetts. También observó los estanques con peces y los sistemas acuáticos que los granjeros de China y otras partes de Asia han usado durante miles de años.

Todd aprendió que las especies de diversos ecosistemas, como los que se encuentran en arroyos, estanques, pantanos y marismas, tienen capacidades extraordinarias de autolimpieza y autorreparación. Descubrió que ciertas plantas, como los juncos, filtran las sustancias suspendidas en el agua. Otras absorben metales tóxicos, como el mercurio y el plomo, e incluso otras producen anticuerpos que matan a los organismos capaces de causar enfermedades.

Como todos sabemos, los desechos de la mayoría de los edificios modernos se descargan en el entorno, ya sea por medio de un sistema de tratamiento municipal o un sistema séptico o, en el peor de los casos, a cursos de agua cercanos. Estos desperdicios sólidos y líquidos deben ser tratados para impedir que se dañen los ecosistemas circundantes. ¿Qué sucedería si en lugar de transportar estos desperdicios a centros de tratamiento de aguas residuales se pudiera diseñar un sistema que imitara los ciclos de autolimpieza de pantanos, ciénagas y marismas?

Por ello, John Todd y sus colegas del centro de investigación New Alchemy Institute inventaron las Máquinas Vivas para hacer el mismo trabajo que la naturaleza. Con una serie de tanques que contienen diversos ecosistemas acuáticos, las Máquinas Vivas (conocidas también como Eco-Máquinas) toman las aguas negras o aguas residuales y las restituyen a su estado natural, sin contaminación de desechos humanos.

Entonces, ¿cómo funcionan las Máquinas Vivas? Los tanques están repletos de hierbas, algas, plantas vivas, pececitos, camarones de agua dulce y caracoles, como también una gran variedad de microorganismos y bacterias. Cada tanque forma un pequeño ecosistema independiente, diseñado para descomponer la materia inorgánica del agua. La fuente de energía principal de estas máquinas es la luz solar.

El agua residual avanza a través de diferentes tanques, que están enlazados mediante tubos conectores. Los desperdicios generados por los residentes de un tanque pasan a través de los tubos conectores y se convierten en el alimento de los residentes de otro tanque. Después de una semana de filtración, los desechos se descomponen en nutrientes y alimento para las algas, los insectos, los caracoles y las plantas acuáticas. El agua que antes estaba llena de mugre se considera ahora como agua gris. No se puede beber, pero se puede usar para irrigación y descarga de inodoros.

Las Máquinas Vivas pueden ser suficientemente pequeñas como para que quepan en un salón de clases o lo suficientemente grandes como para procesar el agua servida de todo un pueblo. Incluso pueden ser parte de un sistema de tratamiento de agua de una gran ciudad.

Aprende más sobre las Máquinas Vivas en los siguientes sitios web:

Cómo lo Hace la Naturaleza

Cuenca de agua
Las cuencas de agua tienen un papel importante en nuestra vida cotidiana. 
Algunos emplazamientos de Schlumberger ya reciclan agua.

Aguas residuales
Las aguas residuales tienen un impacto enorme en el entorno.

 

 


Looking for more information?