SEED Science


Aprende más:
Mitos comunes sobre los rayos

  • ¿Puede haber rayos sin truenos o puede haber truenos sin rayos? Los rayos y los truenos, ¿son lo mismo? No y no. Cuando hay rayos, siempre hay truenos. El intenso calor de los rayos genera truenos debido a que el aire se expande rápidamente, lo que produce ondas sonoras (vibraciones) y una onda de choque.
  • ¿Los rayos caen únicamente cuando hay tormentas eléctricas? No. Las erupciones volcánicas pueden producir una nube de cenizas explosiva, expansiva y arremolinada que perturba el equilibrio eléctrico del cielo, lo que genera asombrosos espectáculos de rayos. Algunas turbulencias violentas similares pueden desencadenar rayos en el humo pesado de incendios masivos, tormentas de nieve fuertes y explosiones de bombas nucleares.
  • ¿Puede un rayo caer en el mismo lugar dos veces? Por supuesto que sí. El pararrayos ubicado sobre el edificio Empire State en la ciudad de Nueva York recibe varios impactos cada año.
  • ¿Los rayos son blancos? Un relámpago o rayo es un poderoso arco de corriente eléctrica que fluye en el aire durante una fracción de segundo. La increíblemente alta energía eléctrica del arco rompe las moléculas gaseosas del aire y provoca que sus electrones produzcan fotones en una amplia gama de frecuencias que dependen de qué tipo de moléculas estén presentes en el aire. En general, la gama en el aire es tan amplia que el arco comienza siendo de color blanco. Sin embargo, el color de los rayos depende de qué partícula hay en el aire para transmitir esa luz entre las personas y el rayo. Puede haber lluvia, granizo, polvo o contaminantes que hagan que el rayo sea azul o amarillento, o puede ser que el aire esté limpio, en cuyo caso el rayo tendrá una apariencia más blanca.
  • ¿Los rayos caen únicamente en la Tierra? No. Algunas sondas espaciales han descubierto impactos de rayos y otras pruebas de actividad eléctrica en varios planetas con atmósferas, entre los cuales se incluyen Júpiter, Venus, Saturno, Urano y Neptuno. Tal como lo reveló la sonda New Horizons de la NASA en el año 2007, el caso de Júpiter es inusual ya que los rayos impactan en los polos norte y sur (latitud de 90 grados). Esta foto en primer plano del gigante planeta gaseoso, tomada por Galileo en 1997, capturó una una serie de relámpagos (círculos) entre las latitudes de 43 grados y 46 grados.


    Lightning striking on Jupiter

    Fotografía cortesía del NASA/Jet Propulsion Lab.

    Los astrónomos creen que los puntos brillantes, marcados con círculos en esta imagen, son rayos impactando sobre Júpiter.




Looking for more information?