SEED Science


Rayos: el cielo desestabilizado
¿En dónde no caen los rayos?

¿Vives en un área propensa a los rayos? Las probabilidades de que así sea son muchas, pero algunas áreas son más propensas que otras, tal como se muestra en el mapa de actividad de los rayos.

Las tormentas eléctricas suceden en la mayor parte de la superficie terrestre, en especial en masas continentales y zonas costeras, pero la zona tropical es el lugar más activo. Este cálido y ancho cinturón alrededor del área media de la Tierra alberga a la región que recibe la mayor cantidad de rayos en el mundo: África central. Esta gran área ecuatorial, que abarca casi doce países, está marcada con las manchas negras y rojas en el medio del mapa que se ve más abajo. Allí, en el cielo, sobre los exuberantes bosques, el aire cálido es golpeado por las brisas frescas y húmedas del océano Atlántico y por el aire fresco que desciende de las cimas de las montañas. El choque de las masas de aire produce tormentas eléctricas frecuentes durante todo el año.

La segunda región más activa para los rayos es en las montañas más altas de la Tierra, el Himalaya (el punto rojo oscuro en el norte de la India). Si bien el aire de las montañas altas es seco, el océano Índico hacia el sur aporta los ingredientes esenciales para las tormentas eléctricas: humedad y corrientes de aire caliente que desequilibran el aire frío de la montaña. Otras regiones propensas a los rayos son Indonesia tropical y el sudeste de Asia; Colombia y el noreste de Argentina en América del Sur y la región subtropical de la Florida en los Estados Unidos.

En el hemisferio norte, los rayos son más comunes en el verano. En el hemisferio sur, la primavera y el otoño son las épocas en que se registran picos de tormentas eléctricas en la mayoría de las regiones.

Map of lightning activity around the world.
Fotografía cortesía de MFSC/NASA.

Éste es un mapa de la actividad de los rayos en todo el mundo. Dos instrumentos satelitales, el Detector Óptico de Oscilación Transitoria y el Sensor de Imágenes de Relámpagos de la NASA, registran las descargas de rayos en el mundo cada año. Al combinar sus datos, los meteorólogos en el Centro Nacional de Tecnología y Ciencias del Espacio en Hunstville, Alabama, crearon este mapa mundial codificado por colores. Cada color representa una cantidad promedio de relámpagos por kilómetro cuadrado por año, y varían del negro y rojo (cantidades mayores) hasta azul y púrpura. No hay datos de las zonas grises.

Debido a esta aparición frecuente y mundial de las tormentas eléctricas, sería más interesante preguntarnos: ¿En dónde no caen los rayos? La respuesta es en los polos norte y sur, incluso la Antártida, y en algunas partes del océano abierto (áreas blancas en el mapa). Estas regiones no tienen la combinación de humedad y aire inestable en ascenso necesaria para que se desate una tormenta eléctrica. Las temperaturas polares son frías o frescas todo el año y las temperaturas del aire en el océano son más estables que sus contrapartes continentales.

Antes de explorar la receta atmosférica para las tormentas eléctricas, examinemos qué son los rayos, y qué no son. Las ideas equivocadas abundan.


Looking for more information?