SEED Ciencia


El Descubrimiento de los Fullerenos

Bernd Eggen"Supongamos que encontramos un material que fuera cientos de veces más fuerte que el acero. Supongamos que ese mismo material se pudiera utilizar también para fabricar circuitos electrónicos más pequeños que los chips de silicio de las computadoras actuales. Pues bien, ese material ha sido descubierto y tuve la fortuna de ser miembro de uno de los equipos de científicos que lo descubrieron por accidente."

Bernd Eggen

El descubrimiento del C60 es un maravilloso ejemplo de un hallazgo casual: un descubrimiento inesperado. Ninguno de los investigadores involucrados se había propuesto "descubrir" el fullereno, también conocido como C60 por ser una molécula compuesta de 60 átomos de carbono. Estas investigaciones se podrían describir como las propias de las "ciencias básicas", es decir, aquéllas que no tienen una aplicación práctica inmediata, pero que son interesantes desde el punto de vista científico y pueden convertirse en productos útiles en el futuro. Lamentablemente, en las instituciones académicas actuales este tipo de investigaciones son cada vez menos frecuentes porque la mayoría de las actividades se financian sólo si son "relevantes" o "se pueden aplicar".

Una galería de carbono
De izquierda a derecha, diamante, grafito, cadena de carbono, C60, C70 y nanotubo

 

Comprensión y previsión

Los paradigmas son conjuntos de suposiciones fundamentales para la ciencia. Funcionan bien en un campo determinado donde dan lugar a otros descubrimientos, proporcionándoles a los científicos una base de conocimientos para desarrollar sus investigaciones y nuevas hipótesis. Pero cuando surgen nuevas áreas o se acerca una revolución científica, los paradigmas pueden cambiar, a menudo a raíz de investigaciones de científicos jóvenes. El paradigma central que se derrumbó con el descubrimiento del fullereno fue la creencia de que el carbono existe sólo en dos formas principales: diamante y grafito.

 


¿Estás buscando más información?