SEED Ciencia


La Tierra: planeta vivo
Los tsunami

 

Tsunami

Imagen cortesía de USGS

Haga clic en la imagen para ver una simulación de un tsunami moviéndose a largo del Océano Índico

Simulador de olas

Haz clic en la imagen para ver una simulación que muestra un tsunami similar al que ocurrió en el Océano Índico el 26 de diciembre de 2004.

El 26 de diciembre de 2004, un terremoto sacudió el suelo oceánico de la costa de Sumatra. El terremoto, de 9,0 puntos en la escala de Richter, fue el cuarto en orden de magnitud registrado en el mundo desde 1900. El resultado fue un devastador tsunami que se desplazó rápidamente por el Océano Índico y devastó las áreas costeras de Tailandia, Malasia, Indonesia, Sri Lanka y la India. Los efectos se sintieron hasta en la costa oriental de África. ¿Qué es un tsunami?

Los tsunami son grandes olas o series de olas destructivas provenientes del océano producidas por un movimiento vertical repentino de la corteza terrestre. Los terremotos que se producen en el suelo marino son la causa más común de los tsunami. Sin embargo, también pueden ocurrir por efecto de la acción volcánica, los derrumbes, las explosiones o la caída de un meteorito en el océano.

La palabra tsunami (que se pronuncia tsoo-NAH-mee) significa "ola de puerto" en japonés. Algunos denominan a los tsunami "olas de marea", pero este término es engañoso porque los tsunami no están relacionados con las mareas. El nivel de la marea en el momento en que un tsunami llega a tierra tiene cierto efecto sobre la magnitud del daño que produce, pero ésa es la única relación.

 

Banda Aceh

Fotografía © DigitalGlobe (inglés), usada con permiso

Imágenes satelitales de un pueblo costero en Banda Aceh, Indonesia, antes y después del tsunami del 26 de diciembre de 2004. Haz clic aquí para ampliar la imagen.

 

Otro nombre para los tsunamis es "olas sísmicas". pero este término tampoco es preciso porque los terremotos no son el único origen de este tipo de olas.

Cuando un terremoto u otra perturbación importante producen la elevación o el hundimiento abruptos del suelo marino, la masa de agua que se encuentra sobre el área afectada también es desplazada. Cuando el agua tiende a recobrar su equilibrio, se forman olas y, debido a la profundidad del agua, las longitudes de onda de estas olas son mucho mayores que las de las olas normales que se producen donde el océano y la tierra se encuentran. Una ola de tsunami puede tener cientos de kilómetros (o millas) de longitud. Se mueve en círculos desde el punto donde comienza, como se mueven los círculos de agua cuando arrojas una piedra a un estanque.

Debido al gran tamaño de su longitud de onda, un tsunami se mueve con gran velocidad a través de grandes distancias sin perder demasiada energía. En las zonas profundas del océano, la elevación de la superficie que provoca la ola es apenas perceptible. De hecho, a menudo es de menos de un metro (tres pies) de altura. Sin embargo, a medida que la ola se acerca a tierra y se mueve hacia aguas menos profundas, reduce su velocidad y aumenta su tamaño. Las características del terreno que se encuentra debajo del agua influyen en la altura real de la ola. Las olas generadas por la erupción del Krakatoa en 1883 alcanzaron una altura de 37 metros (120 pies). En 1737, un tsunami de una altura estimada de 64 metros (210 pies) azotó el Cabo Lopatka, al noreste de Rusia.

 

Costa de la India

Fotografía cortesía de NASA (inglés)

Imágenes satelitales de la costa este de India.
Imagen de la izquierda: 10 de diciembre de 2004.
Imagen de la derecha: 29 de diciembre de 2004.
(Las áreas blancas en ambas imágenes son nubes).

En el mar abierto, un tsunami puede trasladarse a una velocidad de hasta 700 kilómetros/hora (435 mph), velocidad aproximada de un avión a propulsión. A medida que se acerca a la tierra pierde velocidad, pero no pierde demasiada energía. Cuando disminuye la velocidad, aumenta la altura de la ola y al llegar a tierra, el tsunami puede comportarse como una serie de olas rompientes, una marea que sube y baja rápidamente o una ola grande y potente llamada macareo. La enorme energía de la ola puede hacer que fluyan grandes cantidades de agua sobre la tierra y lleguen mucho más adentro que las más grandes olas de una marea alta.

Las olas comunes (el tipo que normalmente se produce en una playa marina o en la orilla de un lago) son generadas por el viento. Estas olas normalmente llegan una inmediatamente después de otra y pueden durar aproximadamente diez segundos y tener una longitud de onda de alrededor de 150 m (490 pies). En cambio, cuando una ola de tsunami llega a la playa, su longitud de onda puede ser de más de 100 kilómetros (62 millas) y puede durar más de una hora.

En su recorrido hacia la orilla, un tsunami por lo general se traslada a aproximadamente 70 kilómetros/hora (45 mph) con una fuerza terrible que puede llevarse la arena de las playas, arrancar árboles y destruir edificios. Contra esta turbulencia, las personas y los barcos son impotentes. La cantidad de agua que fluye hacia tierra es capaz de inundar áreas enormes, normalmente secas.

 


¿Estás buscando más información?